¿Es factible la recuperación de un adicto a las drogas?

Un adicto a las drogas es una persona enferma que intenta encontrar alivio mediante el consumo de ciertas sustancias tóxicas, como por ejemplo la cocaína, heroína y otras. Este tipo de enfermedad desafortunadamente no podrá curarse. Sin embargo, bajo un buen tratamiento es posible evitar el consumo de estas sustancias y mantener la sobriedad de por vida.

Para que esto ocurra, el paciente debe recibir una serie de terapias con las que debe ser persistente y cumplir al pie de la letra. Para ello, se debe buscar ayuda cualificada, preferiblemente de centros especializados y con un equipo experimentado, como es el caso del Instituto Castelao.

Las estadísticas demuestran que todo paciente que cumple con dos años, al menos, de tratamiento y sin consumir sustancias psicotrópicas tiene una tasa de éxito que supera el 60%.

Características que presenta un adicto

El adicto a las drogas suele presentar las siguientes características:

  • No puede evitar el consumo de ciertas sustancias.
  • Pérdida total de la voluntad. 
  • Ganas incontrolables de consumir.
  • Distorsión de la realidad e incapacidad de medir las consecuencias que produce el consumo.
  • Comportamientos extraños o al menos, diferentes a los que acostumbra. 

De la misma forma que otros enfermos crónicos, los adictos acostumbran a recaer. No obstante, si se les proporciona un tratamiento apropiado, pueden llegar a rehabilitarse. 

Consecuencias del consumo de drogas

Un adicto puede terminar desarrollando ciertos padecimientos tanto del cuerpo como del cerebro. Lo ideal es descubrirlos de manera temprana para obtener un diagnóstico oportuno y recibir un tratamiento que funcione. Por otro lado, los adictos requieren de la colaboración tanto de familiares como de amigos, ya sea para determinar las características previamente mencionadas como para apoyar en el tratamiento y monitoreo.

Ahora bien, debido a que las drogas afectan el sistema inmune y alteran el funcionamiento del cerebro, los adictos comúnmente presentan los siguientes problemas:

  • Enfermedades mentales, tales como la esquizofrenia.
  • Padecimientos relacionados con el corazón.
  • Cáncer.
  • Incremento del riesgo a contraer VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esto se debe a que los adictos pueden prestarse a tener sexo con desconocidos y sin protección para obtener dinero para comprar drogas. Y en otros casos, según el tipo de droga que consuma, suelen compartir agujas contaminadas.

Síntomas de la adicción a las drogas

Sin importar el tipo de adicción, gran parte de ellas comparten los siguientes síntomas:

  • Pérdida de facultades mentales, que incluso llevan al paciente a tener episodios de violencia.
  • Tristeza profunda que puede conducir al paciente a estados depresivos.
  • Ira incontrolable.
  • Descuido de su aspecto físico. Llegando a abandonar hábitos de aseo.
  • Negación.
  • Preocupación desmedida.
  • Falta de sueño.
  • Ansiedad.

Y dependiendo de otros factores, entre ellos la personalidad del adicto, esta lista puede incrementarse o variar.

Causas de una adicción

Caer en las drogas es una situación compleja en la que intervienen distintos aspectos. Cada paciente es único, por lo que cada caso debe ser tratado de forma diferente, Para ello, se debe tomar en cuenta el historial familiar y personal del adicto. Con esto se podrán obtener las herramientas adecuadas para decidir el tipo de tratamiento a emplear. Sin embargo, existen algunas causas en común que contribuyen a desarrollar un desorden adictivo, como lo son el no poder manejar los sentimientos de una manera adecuada, así como la poca tolerancia a la frustración.

¿Cómo tratar la drogadicción?

Tratar la drogadicción es una tarea difícil debido a la naturaleza crónica de esta enfermedad. Esto hace imposible que el paciente deje el consumo de la noche a la mañana y mucho menos, sin contar con la ayuda apropiada. En gran parte de los casos, el adicto requiere tratamiento por períodos prolongados de tiempo, incluso años. 

Estos tratamientos tienen como finalidad que el paciente evite el consumo de drogas y otras sustancias tóxicas, que se aleje de este tipo de sustancias, e incorporarlo como un miembro activo y productivo dentro de la sociedad.

Fundamentos de un tratamiento eficaz

Todo tratamiento contra las drogas debería tener como base lo siguiente:

  • A pesar de la complejidad de la enfermedad, el paciente puede ser rehabilitado.
  • Los tratamientos pueden ser variados y tener distintos enfoques.
  • Los adictos deben ser tratados lo más pronto posible.
  • Un buen tratamiento debe cubrir cada una de las necesidades que el paciente pueda tener.
  • La clave es la persistencia en el tratamiento sin importar el tiempo que este dure.
  • Por lo general, las terapias psicológicas y de comportamiento son las más frecuentes. Las mismas en algunos casos van de la mano con ciertas medicaciones.
  • Los tratamientos tienen que ser evaluados cada cierto tiempo para determinar el avance del paciente y así, decidir si deben realizarse cambios o no.
  • Se deben tratar otros trastornos mentales si el paciente los padece.
  • Desintoxicar al paciente, apenas es el primer paso de todo un plan para lograr la rehabilitación.
  • Aunque lo ideal es que el tratamiento sea voluntario, no siempre debe ser así.
  • El paciente debe ser vigilado de forma constante, incluso debe hacerse pruebas para demostrar que no consume drogas.
  • Iniciar los programas para dejar las drogas, se solicitan pruebas de VIH/sida, tuberculosis, hepatitis B y C y otras enfermedades de este tipo. 

Terapias por adictos recuperados

Si bien es cierto que para que un tratamiento contra las drogas resulte exitoso, el paciente debe contar con profesionales como médicos y psicólogos, también lo es que ha resultado de ayuda en la mayoría de las terapias, la aplicación del programa especiales y personalizados que son impartidos por personas que han transitado ese mundo sombrío. 

Esto quiere decir que una de las más efectivas ayudas que puede recibir un adicto es aquella que le proporcione otro adicto rehabilitado convertido en terapeuta. Es precisamente el enfoque que implementa el Instituto Castelao. 

Esto suele ser efectivo, ya que el paciente se identifica con quien imparte la terapia, lo cual puede resultar motivador. Además, en estos casos el paciente no se sentirá juzgado ni señalado. Sentirá que es escuchado y comprendido por alguien que vivió una experiencia similar y en quien puede ver que existe una posibilidad de retomar su vida.

Últimas Publicaciones

Franklin Templeton Invierte en Blockhead: Apuesta al Futuro Digital

Franklin Templeton Apuesta por el Futuro del Criptomercado a...

Equipar y decorar tu hogar, negocio u oficina ahora es más fácil que nunca

Un proyecto de construcción o reforma integral de cualquier...

Evita Cirugía: Tratamiento Efectivo para Tendinitis Supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso es una afección que afecta...

Buitres: 10 Datos Fascinantes que Debes Conocer

Explorando el Misterioso Mundo de los Buitres Los buitres, esos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí