Dietética sana: cómo incorporar plantas medicinales en tu alimentación diaria

Desde sus orígenes, el ser humano ha integrado de forma natural el consumo de plantas medicinales en su dieta. De manera intuitiva, y a través del ensayo-error, el diente de león, el trébol rojo, el romero o la salvia han pasado a formar parte de la dieta de distintos territorios, culturas y épocas.

Actualmente, también es posible incorporar plantas medicinales en la alimentación diaria, bien sea directamente o a base de complementos basados en estas plantas. Herbomundo, un herbolario especializado en este tipo de productos, indica cuáles son las plantas medicinales más interesantes y cómo introducirlas en la dieta.

Borrajas: un tesoro mediterráneo

La borraja es una de las plantas más presentes en el recetario del arco mediterráneo. Zonas como Aragón, Liguria, en Italia, o Midi, en Francia, la utilizan de manera muy habitual en algunos de sus platos más conocidos.

La receta más conocida en nuestro país es la borraja con patatas: se trata de un guiso muy sencillo y lleno de sabor que aporta todos los beneficios de esta planta para la salud. Algunos de estos beneficios es que alivia los problemas de laringitis o anginas, sirve para bajar la fiebre y sobre todo ayuda en la retención de líquidos.

Otra opción es utilizar directamente las cápsulas de aceite de borraja, que están indicadas para la activación del sistema inmunológico, los problemas menstruales y el equilibrio del metabolismo.

Alfalfa: una opción fresca llena de beneficios

La alfalfa se utiliza habitualmente como comida para los animales de granja. Sin embargo, su incorporación a la dieta habitual tiene muchas ventajas: combate la anemia, mejora la artrosis y retrasa la caída del cabello y mejora su calidad.

Su forma de consumo en humanos es a través del germinado. En este estado, la alfalfa se presenta como unos brotes muy tiernos, llenos de jugo y sabor, que se pueden añadir a las ensaladas o como decoración por encima de algunos platos. Por supuesto, también existe la posibilidad de usar complementos alimentarios basados en esta materia prima.

Germen de trigo: un grano con muchas propiedades

El germen de trigo es uno de los grandes alimentos de estos últimos años. Se considera ideal para introducir en la dieta mediterránea por su versatilidad. Generalmente, se consume cocido previamente o tostado y luego se puede añadir de diversas formas a los platos.

Se puede preparar batidos llenos de nutrientes, añadir a salsas para ofrecerles una mayor contundencia, mezclar con vinagretas para ensaladas, usarlo como sustituto de la harina…

Apenas tiene sabor, por lo que su presencia en los platos solo aporta textura. Además de los beneficios que tiene para la salud, presenta una alta cantidad de vitamina E, que previene de enfermedades como la arteriosclerosis, reduce los azúcares de la sangre y regula el tránsito intestinal.

Estas son tan solo algunas de las plantas que se pueden introducir en la dieta. Si su sabor o textura no son muy apetecibles, la posibilidad de tomarlos de manera adicional en forma de cápsulas permite aprovecharse de sus beneficios de una forma rápida, cómoda e inmediata.

Últimas Publicaciones

Franklin Templeton Invierte en Blockhead: Apuesta al Futuro Digital

Franklin Templeton Apuesta por el Futuro del Criptomercado a...

Equipar y decorar tu hogar, negocio u oficina ahora es más fácil que nunca

Un proyecto de construcción o reforma integral de cualquier...

Evita Cirugía: Tratamiento Efectivo para Tendinitis Supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso es una afección que afecta...

Buitres: 10 Datos Fascinantes que Debes Conocer

Explorando el Misterioso Mundo de los Buitres Los buitres, esos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí