Estragos del invierno: apogeo y caída de Core Scientific

El invierno cripto provocó grandes inconvenientes a las compañías del ámbito a lo largo de todo el año dos mil veintidos y las consecuencias podrían estar lejos de finalizar. Uno de los capítulos más sorprendentes fue la caída de Core Scientific, una compañía de minería digital que representaba todo lo bueno de ese negocio.

Los batchs, o lotes de máquinas mineras ASIC que se fabricaban de año en año en Bitmain, MicroBT y otras empresas, se agotaban con meses de anticipación. Las compañías mineras las adquirían todas y cada una y los mineros más pequeños debían conformarse con equipos de segunda mano a costos elevados. Las ganancias que reportaba la minería en dos mil veintiuno eran escandalosas y los grandes no perdían la ocasión.

Mas todo eso cambió con la llegada del invierno en el mercado de monedas digitales. Como sucedió con las acciones de desarrollo, las criptomonedas se inflaron a lo largo de la burbuja del dinero simple de la pandemia. Así, cuando la Reserva Federal apretó de nuevo las políticas monetarias, el resultado fue una fiero caída de los mercados financieros y asimismo de las criptomonedas.

El poder de Core Scientific ya antes de la caída

Para entender la magnitud de la caída de Core Scientific, resulta necesario comprender el auténtico poder de esa compañía estadounidense. Para abril de dos mil veintiuno, la llamada “carrera armamentista” dejaba sin equipos mineros a las compañías pequeñas y medianas. Los protagonistas de esa carrera eran exactamente Core, Marathon, Riot Blockchain y otras.

En un trabajo publicado en ese entonces por CriptoTendencia, se examinaba el impacto del desarrollo de la minería de Bitcoin en otros ámbitos. En otras palabras, la subida de las grandes mineras conminaba a otros ámbitos como el de los vehículos y teléfonos móviles. La razón de ello, es que las fabricantes de ASIC acaparaban los chips precisos para fabricar esas computadoras especializadas.

Poquitas semanas tras esa publicación, Core decidió hacerse pública a través de una adquisición de propósito singular (SPAC) pactada con Power & Digital Infrastructure Acquisition Corp. El pacto para empezar a cotizar en la bolsa en el mes de julio de dos mil veintiuno dio a Core una valoración de dólares americanos 4,3 mil millones de dólares americanos.

“El negocio de infraestructura blockchain no tiene paralelo. Está apoyado por más de setenta patentes y ciertas relacionadas con la infraestructura y la cadena de bloques”, expresaba entonces el cofundador de esa firma, Darin Feinstein.

En ese instante, en poco más de 7 meses, la compañía había minado tres mil bitcoins. Con instalaciones en Dakota del Norte, Carolina del Norte, Georgia y Kentucky, pocos podían imaginar que la caída de Core Scientific estaba cerca.

La cotización en la bolsa de valores

La duración de Core en la bolsa de valores fue breve. No obstante, no se puede decir que no fue apasionante, pues muchos inversores se volcaron frente al potencial de la compañía. Otro de los factores que jugó a favor suyo, fue la capacidad de retornos en el negocio de la minería de Bitcoin. Merced a unos costes respetables de la moneda, los inversores que supieron superar los peligros de la volatilidad recibieron grandes recompensas.

Debe destacarse que en pleno dos mil veintiuno, en China se prohibió el negocio minero, lo que provocó una fuerte caída del poder de cómputo. El resultado fue una sencillez sin precedentes en la dificultad para extraer bitcoins. Los ingresos de la compañía empezaron a subir como la espuma, lo que atrajo por docenas a los inversores hambrientos de exposición al mercado cripto.

El dos mil veintiuno fue el año de los dos ATH de Bitcoin, lo que, sumado a las condiciones convenientes de la red, dejaron a Core medrar. En consecuencia, los lotes de equipos se contaban por decenas y decenas de miles, lo que agotó la capacidad de Bitmain y provocó el renacer de otras fabricantes. De cualquier modo, las condiciones convenientes estaban destinadas a desaparecer, mas no todos aguardaban que fuera en un plazo tan breve.

En el mes de noviembre de ese año, el coste de BTC estuvo sobre dólares americanos 69.000 y unos meses después, las acciones de Core Scientific estaban en caída libre. ¿Mala administración, falta de preparación y deficiente administración de peligro o sencillamente mala suerte? La verdad del caso es que la compañía entró en ruina y, junto con ella, otras empresas que ahora no son ni la sombra de aquellas protagonistas de una “carrera armamentista” que conminaba a otros ámbitos tecnológicos.

El camino cara el caiga

dos mil veintidos fue un año malo para todos en el planeta financiero, con ciertas salvedades. La llegada de una nueva etapa marcada por las altas tasas de interés llevó a los primordiales índices a padecer caigas seguidos y de grandes proporciones. En el mes de marzo, el Nasdaq entró en mercado bajista, esto es, -veinte por ciento de ahora en adelante en comparación con su pico reciente. En ese índice tecnológico estaban las acciones de Core que ya padecían enormes pérdidas.

En lo relativo a Bitcoin, la moneda digital vanguardista ya estaba en -cincuenta por ciento de su valor. Sin embargo, fue en el mes de mayo, con el caiga de Terra y sus monedas Luna y UST, cuando empezó una de las peores etapas del invierno. Decenas y decenas de empresas ligadas a esa cadena de bloques se fueron a la quiebra, lo que llevó a la pérdida de unos dólares americanos 60.000 millones en capitalización. La confianza de los inversores se fue al piso y las compañías del ámbito que cotizaban en la bolsa se fueron más en el fondo.

Entonces, con la quiebra de FTX, vino el golpe de gracias para muchas de las compañías que hasta ese momento habían subsistido difícilmente. Los altos costos de la energía asimismo contribuyeron a apretar el nudo sobre el cuello de las compañías mineras. La caída de Core Scientific empezó a lucir inminente con los acontencimientos que rodearon la caída del exchange de Sam Bankman-Fried.

Las acciones de Core Scientific padecieron una de las mayores sangrías a lo largo del año dos mil veintidos. Fuente: TradingView

Desenlace: la caída de Core Scientific

Para finales de octubre de dos mil veintidos, se conoció un documento presentado por la compañía frente a la Comisión de Bolsa y Valores de E.U. (SEC). En exactamente el mismo notificaba que no había podido cumplir con las responsabilidades de deudas para finales de ese mes e comienzos de noviembre. En ese sentido, la compañía dejó abierta la posibilidad para una rápida ruina.

De igual modo, la directiva notificó que sus clientes del servicio estarían en riesgo de perder sus inversiones. La única esperanza residía en que el mercado cripto se recuperara y el interés de los inversores levantara cabeza nuevamente. En un caso así, se debe hacer la excepción de que el pacto de la compañía con los tenedores de notas convertibles implica que, si el ambiente mejora para Bitcoin, los accionistas ordinarios no desaparezcan totalmente.

Sea como fuere, el anuncio de la posibilidad de quiebra llevó a una hemorragia de ventas y un nuevo y doloroso caiga de las acciones. Exactamente el mismo día de la publicación, las acciones cayeron en -setenta y siete por ciento y en -noventa y ocho por ciento en lo que iba de año dos mil veintidos.

En la mañana del diecinueve de diciembre, la caída de Core Scientific se hizo oficial cuando su directiva procuró amparo en el capítulo once de ruina. Unos días ya antes, la capitalización de mercado de la firma ya había caído un -setenta y ocho por ciento .

Por el momento, la compañía prosigue operando sus granjas y produciendo un flujo de caja positivo. A pesar de ello, no basta para abonar la deuda financiera contraída por los equipos que estaba alquilando. Además, CNBC notificó que la compañía no se liquidaría por los instantes.

El invierno destroza todo a su paso

Igual que en la serie Snowpiercer de Netflix, el invierno en el mercado cripto es tan fiero que destroza todo a su paso. La minería es uno de los negocios más rentables de todo el planeta, pues produce ingresos pasivos sin la necesidad de gran cantidad de personal. En aquellos países con bajos costos de energía, el retorno sobre la inversión llega en poquitos meses. Además de esto, los costos operativos se restringen a mantenimiento y reparaciones mensuales que se pagan con un par de días de minado por máquina.

Un negocio con semejantes peculiaridades tiene el aspecto de ser capaz de resistir vientos en contra por más desfavorables que sean. El hecho de que poderosas compañías no hayan podido afirma mucho sobre la atrocidad del invierno en el ámbito de las monedas digitales.

Si un coloso como Core Scientific no pudo eludir la caída, se puede intuir que la lista de empresas pequeñas que padecieron exactamente el mismo destino es inacabable. Ahora el negocio está en un piso y los equipos se hallan a costos de descuento. Muchos inversores no se atreven a dar el paso por el miedo de pérdida de desempeño que podría representar el Halving de Bitcoin el próximo dos mil veinticuatro.

Cronología de las acciones de CORZQ

  • El veintidos de noviembre de dos mil veintiuno, las acciones de Core alcanzaron su máximo en dólares americanos 14,99 dólares estadounidenses.
  • En el mes de enero de dos mil veintidos arrancaron sobre los dólares americanos 11 dólares americanos por acción.
  • El veintiseis de octubre de dos mil veintidos, apenas costaban dólares americanos 1,00 dólar. Al día después cayeron a dólares americanos 0,24.
  • Al retirarse de la bolsa lo hicieron con valor de nueve céntimos de dólar.
Últimas Publicaciones

Franklin Templeton Invierte en Blockhead: Apuesta al Futuro Digital

Franklin Templeton Apuesta por el Futuro del Criptomercado a...

Equipar y decorar tu hogar, negocio u oficina ahora es más fácil que nunca

Un proyecto de construcción o reforma integral de cualquier...

Evita Cirugía: Tratamiento Efectivo para Tendinitis Supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso es una afección que afecta...

Buitres: 10 Datos Fascinantes que Debes Conocer

Explorando el Misterioso Mundo de los Buitres Los buitres, esos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí