Muere la Reina Isabel II a los noventa y seis años