Los acueductos romanos auténticas obras de ingeniería

Los acueductos romanos eran unas de las obras de ingeniería civil más importantes que se construyeron. Los siempre curiosos ojos de Hipatia los repasan para ustedes, deteniéndose en el más emblemático de España el acueducto de Segovia.

     Habitualmente los pueblos, ciudades, se construían y se conformaban alrededor de un lugar donde hubiera agua. Ya fueran ríos, manantiales, pozos, así se aseguraba el abastecimiento del enclave. Roma no fue una excepción, alrededor del siglo IV antes de nuestra era, el consumo de agua de la ciudad aumentó rápidamente. Roma crecía, al mismo tiempo que lo hacían sus necesidades. Lo normal era que en las casas no hubiera agua corriente, los romanos construyeron baños por toda la ciudad, unos eran públicos otros privados. Uno de los primeros acueductos que abastecía estas necesidades fue el Aqua Virgo, construido en el año 19 antes de nuestra era, el artífice fue Marco Agripa que siguió ampliando el sistema de suministro de agua de la urbe. El Aqua Virgo se terminó de construir hacia el año 140 antes de nuestra era, se extendía unos noventa y dos kilómetros, pero solo unos once kilómetros del recorrido era sobre arcos.

     Frente a lo que se pueda creer los acueductos romanos eran subterráneos en la mayor parte de su recorrido, así eran más fáciles de mantener, además de ser menos costosos de construir. Las bellas arcadas que podemos apreciar en los restos de algunos de ellos, servían para salvar los accidentes del terreno que no podían solucionar de otra forma. Muchas veces para la construcción de estas arcadas se utilizaba la técnica de sentada en seco, que también se la conoce como aparejo a hueso. Trabajaban la piedra limpia sin ningún tipo de argamasa, los sillares acoplan unos con otros por la presión que ejercen unos sobre los otros. Es un trabajo de gran precisión, solo hay que pensar en las dovelas de los arcos. Antes de construir los acueductos se hacían una serie de estudios, como la cantidad de agua, su calidad, el terreno por el que tenía que transitar, todos los accidentes del mismo. Las obras solían alargarse en el tiempo por lo costosas que eran,   además requerían de una gran organización que recaía en el emperador bajo el título de curator viarum. El personal que trabajaba en las obras era muy extenso, desde el curator aquarum, ingeniero militar y civil, topógrafo, los fabri (eran los canteros, carpinteros…), que eran dirigidos por el praefectus fabri, y en último lugar los esclavos que realizaban múltiples trabajos.

     Una vez construidos seguían siendo costosos por el mantenimiento que necesitaban y porque eran susceptibles de ser atacados para dejar a la población sin abastecimiento de agua, por lo que necesitaban vigilancia continua. En los albores del siglo III eran once los acueductos que abastecían de agua a la ciudad de Roma. El primer acueducto romano se construyó hacia el año 312 antes de nuestra era, el Aqua Appia tenía dieciséis kilómetros de recorrido. El acueducto del que se conserva algo es el Aqua Claudia,-no solo quedan restos de este acueducto- era de sesenta y nueve kilómetros, diez de ellos con arcos que casi alcanzaban los treinta metros de altura. Hacían llegar mucha agua a las zonas urbanas, se cree que el acueducto Aqua Marcia llevaba casi los doscientos litros diarios. Cuando el agua llegaba a la población se recogía en grandes depósitos, a los que se les llamaba castillos de agua. La mayor parte de ellos estaban bajo tierra, algunos estaban ricamente decorados. A través de estos depósitos se distribuía el agua por tres canales, uno que abastecía las termas, otro las fuentes y otro para el uso privado.

     De estas maravillas podemos contemplar vestigios que nos dan idea de su construcción, de su importancia, y porque no de su belleza. Aparte de los acueductos ya nombrados les recordamos algunos más como, el de les Ferreres en Tarragona, Los Milagros en Mérida, Los Bañales en Uncastillo (Zaragoza), el Aqua Alexandrina, el Anio Novus, Anio Vetus, Aqua Tepula, Aqua Julia, Aqua Alsietina, Aqua Traiana en Roma, el de Almuñécar en Granada, el de Aspendos en Turquía, el Pont du Gard en Remoulins (Francia), el de Zaghouan o de Cartago en Túnez, y el acueducto de Segovia del que nos ocupamos a continuación. Ni de lejos hemos mencionado todos los acueductos, ni todos sus vestigios, solo hemos mostrado una pequeña parte de ellos.

     Como hemos dicho nos detenemos en el acueducto de Segovia, impresionante construcción. De momento su datación no ha sido posible, se barajan varias hipótesis, que sea del siglo I en época de los flavios, de la época de Nerva e incluso de Trajano. Es uno de los acueductos que ha prestado servicio hasta hace poco a la ciudad. Es de piedra granítica del Guadarrama, se ha utilizado la técnica de sentada en seco con sus bellos sillares, y en sus ciento sesenta y siete arcos. El agua viene del manantial de la Fuenfría situado en la sierra.

     Por suerte no ha sufrido muchas modificaciones, en el año 1072 Al-Mamún de Toledo atacó la ciudad, sufrieron daño treinta y seis arcos. Que fueron restaurados en el siglo XV por el monje del Parral Fray Juan de Escobedo.

     El núcleo del acueducto está compuesto por cuarenta y cuatro arcos grandes que soportan ciento diecinueve arcos más pequeños. La mayor altura de sus arcadas se alcanza en la Plaza del Azoguejo, casi los treinta metros. En esta zona del acueducto hay un frontis donde se cree que figuraba el nombre del arquitecto y la fecha de construcción. También hay dos hornacinas que contienen desde 1520 dos imágenes una de la Virgen y la otra de San Esteban. Sustituyen a dos estatuas romanas. El tramo completo incluye además canalización a ras del suelo y arquetas o desarenadores en las que se filtraban las impurezas del agua.

     Esta gran obra de ingeniería es la armonía del equilibrio de fuerzas, quizás por eso creció la leyenda de que había sido construido por el diablo.

Últimas Publicaciones

Franklin Templeton Invierte en Blockhead: Apuesta al Futuro Digital

Franklin Templeton Apuesta por el Futuro del Criptomercado a...

Equipar y decorar tu hogar, negocio u oficina ahora es más fácil que nunca

Un proyecto de construcción o reforma integral de cualquier...

Evita Cirugía: Tratamiento Efectivo para Tendinitis Supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso es una afección que afecta...

Buitres: 10 Datos Fascinantes que Debes Conocer

Explorando el Misterioso Mundo de los Buitres Los buitres, esos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí